cuando veas que el sol se torna tan fuerte que te cega… 

piénsalo y recuerda que hay más de lo que puedes o no ver.

cuando oigas que la brisa retumba tan fuerte que te ensordece… 

piénsalo y recuerda que hay más de lo que puedes o no oír.

cuando huelas tan intensamente las flores del parque que ningún aroma ajeno te atrape… 

piénsalo y recuerda que hay más de lo que puedes o no oler.

cuando toques con tus dedos una piel tan suave que olvides otras texturas que te han cautivado… 

piénsalo y recuerda que hay más de lo que puedes o no tocar.

cuando tu lengua saboree algo tan equilibrado que obnubile todos tus sentidos…

piénsalo y recuerda que hay más de lo que puedes o no saborear.

tus sentidos están en el presente cargados de pasado y a la expectativa del devenir…

Lo que viviste habla de lo que sabes,

cómo lo sabes-

Lo que vives habla de lo que experimentas

cómo lo aplicas-

Pero lo que vivirás…

es la incógnita maravillosa del cambio, de la interacción del “yo pasado y presente” con el que duerme abrazado por tus cabellos…

Piénsalo… 

toda tú aún no existe.

Y por eso pienso,

 y te descubro,

                           en la novedad, 

con cada sentido y pensamiento

en este sempiterno caminar donde nos vamos construyendo 

– y sorpresa-

siempre inacabado, como todo.

Anuncios