pensar al aire implica dejar de pensar

En términos exactos implica dejar correr tu voz fuera de las rejas de lo que los demás piensan

Pensar al aire es pensar

En términos concretos dar rienda suelta a los artilugio de tu imaginación 

Pensar al aire es no pensar

En términos coherentes olvidar el fuete de lo correcto y lo incorrecto

Pensar al aire es pensar

En términos precisos es ir por el camino de la libertad del yo

Pensar al aire es no pensar en pensar sino pensar en no pensar o 

Buscar, en términos precisos, coherentes, concretos y exactos salir de todo punto preciso-coherente-concretamente-exacto para dar cabida a algo que lo envuelva, seduzca y complemente.

En resumen: pensar al aire libre es el encuentro siempre incómodo de la palpitación con el cómo vienen siendo las cosas…

Pero también 

Su contrario hallazgo de sangre en el corazón y pertenencia única.

Anuncios