Veo hombres y mujeres que caminan por las calles…

veo carros y ciclistas

veo perros y veo sastres

veo tristezas que deambulan

veo hambre y miseria

que enmudecen de olvido.

Veo corbatas que hacen guerra,

veo relojes que discriminan,

veo billeteras que relinchan.

Veo hombres y mujeres que caminan por las calles…

Veo ciegos que no advierten la mano extendida que pide ayuda,

veo, que ellos mismos, las extienden sin respuesta,

veo cosas, veo lugares, veo dolor y señales.

Veo hombres y mujeres que caminan por las calles…

Pero por qué no se ven…

Y me duelen los ojos ante tanta indolencia,

y me duele la piel de no ser tocada,

y me duele el dolor de la gente…

ésa que veo, y no me ve, en esta misma calle.

Les hablo…

Y me percato de que no tienen oído.

La indiferencia pareciera el sentido único,

de una vida miserable.

Anuncios