En medio de la nada…

En medio de la nada apareces

para reconciliarme con el mundo

un ángel caído en medio de la cotidianidad marchita

unos ojos de girasol que brillan en el desierto

una voz calmada que arrulla dragones

la forma más pura de la palabra belleza.

La otra cara de los límites

dulzura absoluta

una tierna cara dura,

con sapiencia infinita.

Dando vida, en los ocasos

dando voz, en los silencios

dando amor, en los espacios

cuerpo lejano, eterno, sin cuerpo

como sólo las cosas importantes pueden ser.

Estás aquí, estoy allí

Aunque a veces la cotidianidad pretenda disimularnos

con vanos y tercos desvíos existenciales,

relojes, desesperos, rangos o planes…

Porque la existencia misma cobra sentido en tu cuerpo

el tiempo nunca ha sido suficiente en tu regazo

el desespero es la huella de las dicotomías
Lo eterno y efímero en un segundo

y el amor no acepta pasos, es compañía.
-sin retazos-

Búsqueda infinita de alcanzar el cielo,

ése al que perteneces…

Estoy aquí,

aunque el mundo quiera borrarnos.

En medio de la nada,
de esta nada de cosas…

me sucede que te extraño.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s